Road-trip por la Toscana, el comienzo.

La Toscana… ¿Qué puedo escribir sobre este maravilloso lugar que le haga justicia? se me vienen adjetivos como: increíble, maravilloso, de ensueño, pero ninguno es suficiente, capaz si los uno todos nace una palabra/sentimiento que refleje la belleza de estas tierras… pero empecemos por lo primero…

Nuevamente tenemos vacaciones de la Universidad, descansaremos un poco de nuestras clases de Francés y decidimos darnos una escapada por Italia, disfrutar de la Toscana e ir subiendo al norte del país, ¿Italia en otoño? si, per favore!

 

¡Llegó, llegó!

Hace un par de días una gran, pero gran, gran amiga llegó a Lyon para pasar unos días con nosotros, conocer nuestra nueva vida y por supuesto, acompañarnos en nuestra aventura por el país en forma de bota, señores, Gazelith is in da house!!

Sé que somos muchos los que nos hemos ido de Venezuela dejando cosas y personas atrás, por eso sé que no estoy sola en este sentimiento de felicidad extrema que te embarga al abrazar nuevamente a esa persona que tanto significa para ti, al abrazarla, abrazas a tu familia, a tus amigos, a tus playas, a tus atardeceres, a tus cocadas, a tus cachapas, a tu cama, a tu almohada … que sabroso… su llegada es como una brisita fresca.

Tomaremos un vuelo a Roma desde Lyon, saldremos a las 18h, las maletas están preparadas desde el día anterior así que tenemos un tiempito para mostrarle un poco de la ciudad a nuestra invitada, “Confluence” fue el sector elegido para recorrer,  un perfecto “abre boca” de la ciudad, a nuestro regreso le enseñaremos un poco más.

IMG_7103

El vuelo salió puntual y no hubo mayor contratiempo, ah! a @viajandito se le quedo el celular en el apartamento, tuvo que devolverse y casi lo deja el avión… pero aparte de eso, nada. 😀

Pues bien, unos cuantos chismes y una hora y cincuenta minutos después ya estaba saludando “Ciao” y no “Bonjour”, y debo confesar que mi cerebro está un poco confundido, en Francia piensa en ingles y en Italia piensa en Frances, cuando vuelva a Venezuela, ¿Cómo pensará?

Desde el primer momento sentimos el cambio tan abismal que hay en la personalidad de los franceses con respecto a los italianos, el aeropuerto todo un caos, la gente hablaba en tono elevado, vendedores de “sim cards” cantando a todo pulmón y que te acosaban para que le compres a ellos, incluso hubo contacto físico, ¡te tocan el hombro al conversar contigo! A pesar de que fue un momento algo agobiante… que bien se siente… ¿cómo podemos llamar a eso? ¿Calor humano? no lo sé, pero… wow… hasta cierto punto, que bien se siente.

Roadtrip a la vista

Retiramos el carro que alquilamos con antelación con la empresa Hertz, y por no tener disponibilidad nos dieron uno diferente al que habíamos elegido, nos dieron un Alfa Romeo totalmente nuevo y por supuesto, no nos disgustamos. 😀

IMG_1446.jpg

Hospedaje

Esa primera noche nos hospedamos en un hotel cerca del aeropuerto, se llamaba Fiumicino Suites, lugar limpio y acogedor, bueno para lo que se quería, solo dormir.  El señor de la recepción fue muy agradable y servicial, bastante italiano, jocoso y conversador. Nos recomendó una Trattoría que quedaba a unos cuentos minutos del hotel, moríamos de hambre y todo lo que queríamos era una pizza, no sabemos si fue el cansancio o el hambre pero la comida estaba deliciosa,  el restaurante era muy lindo, muy típico y con personas muy atentas.

Yo no se ustedes pero desde siempre he tenido unas ganas impresionantes de sentarme en medio de la Toscana, comer sus deliciosos quesos y degustar sus exquisitos vinos, espero con locura el día de mañana, quiero enamorarme de esos paisajes.

Me despido por hoy, bellezas, les mando un mega abrazo virtual, gracias por leerme.

Jen xo

Deja un comentario